El ramo de las fianzas es diverso, pero ahora nos concentraremos en describirte las características de las fianzas judiciales.

Para empezar una fianza de este tipo garantiza el cumplimiento de las obligaciones o responsabilidades que resulten de un proceso judicial penal o no penal.

Las fianzas judiciales penales se utilizan para garantizar la libertad de las personas que se encuentran sujetas a un proceso penal, pero también evitan que el acusado evada la justicia cuando sea puesto en libertad condicional.

De esta forma se derivan las siguientes:

  • Fianza de libertad provisional
  • Fianza de condena (libertad) condicional
  • Fianza de libertad preparatoria

Las fianzas judiciales no penales se aplican para asegurar que las obligaciones que resulten de una controversia civil, en donde se hayan presentado daños a la nación, temas de amparo o juicio laboral sean cumplidas, por lo cual se aplican en procesos de:

  • Juicio laboral
  • Pensión alimenticia
  • Reparación de daños
  • Amparo laboral

Por lo tanto, si necesitas de una fianza judicial, no dejes de comunicarte a Grupo Interafianzador.